La sustitución de la angustia.

24 marzo, 2010

Desde hace unos días intento dormir, como dije, sin asistencia de ningún fármaco. He tenido resultados dispares pero, hasta ahora, lo que me había mantenido despierto, en esas horas que la convención supone para el sueño, eran mis pensamientos, mis cavilaciones alrederdor de la angustia.

Anoche, luego de dormir unas tres horas -supongo- mi aparato digestivo decidió relevar a mi cabeza y me desperté con una urgencia por vomitar que no recuerdo haber experimentado antes.

Supongo que llega un momento en  que el cuerpo en el que uno vive ya no te aguanta.

El mío estuvo haciéndome reproches hasta ahora. Casi no pude pensar en otra cosa que no sean mis tripas.

Al menos fue novedoso ¿no?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: