Soñar

31 marzo, 2010

Estas noches, son noches de insomnio intermitente, de desazón, de angustia, de agonía. Noches en las que lo que las pesadillas no me dejan dormir.

El temor al descubrirse en medio del mar abierto, en medio de una planicie, sin nada en el horizonte. En blanco.

Noches sin sueños.

Sin embargo, anoche, en medio del dolor, soñé con un rostro. El rostro de una desconocida. Sólo eso. Un rostro.

Un rostro que voy olvidando a medida que el sol sube.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: