¿Dónde?

3 agosto, 2010

image

Hace unos años tuve la oportunidad de convivir, por cuestiones de trabajo, con un fiel practicante de la Iglesia Ortodoxa Armenia, hasta donde sé, la primera Iglesia Cristiana.

Me llamó la atención la cercanía de la institución que los fieles, aún del otro lado del mundo. De hecho, el máximo representante de esa Iglesia –no sé si es un Papa- visitó la ciudad de Buenos Aires y, le dispensó algo de tiempo a los residentes de la comunidad armenia. Recuerdo que, inclusive, le obsequió a este muchacho una pequeña cadenita con una cruz.  Ratzinger u otro líder religioso me resulta imposible de imaginar en una actitud tan cercana, terrenal, humana.

Me acordé de  esto mientras veo a esta señora. Seguramente, fiel de la Iglesia Ortodoxa Rusa, tan forzosamente cerca de Armenia en tiempos soviéticos. Seguramente rezando mientras el fuego devora su casa en el noticiero. Ese noticiero que no miramos. Ese noticiero que Él tampoco mira.

Supongo que, como está hecho a nuestra imagen y semejanza, aunque haya instituciones religiosas, más o menos cordiales, más o menos humanas; Dios ha resultado bastante falible. Casi Defectuoso.

Ella estaba rezando. ¿Dónde estaba él?

Anuncios

2 Responses to “¿Dónde?”

  1. Marcelo Says:

    Hace unos años estuve viviendo 4 meses en Armania.
    Tenia en compañero de trabajo Ukraniano (ortodoxo ruso) y no lo dejaban entrar en las iglecias Armenias. Los ortodoxos, Armenios, Rusos y Griegos estan todos peliados entre si.

    Otro tema, “Dios ha resultado bastante falible. Casi Defectuoso” Hace un tiempo que me asalta una idea similar, Dios creo al hombre y no resulto muy bien, despues creo a los angeles, y el mejor, el mas sabio, el mas poderoso, fue Lucifer, que tampoco resulto muy bien.

  2. Ana Says:

    Es la parte que resulta inexplicable… si está, porqué pasan las cosas que pasan?
    si hablás con gente de la iglesia, la que sea, todas supongo, te dan una explicación que no cierra demasiado. La respuesta quizás está en que uno debería hablar mas de espiritualidad y no de religiosidad, y el hombre está en el medio, haciendo uso de su libre albedrío.
    La vida no es justa, ya lo sabemos.
    un beso


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: