Flashback, fast forward. Be kind, rewind me.

27 mayo, 2011

shiny star leaf fringed weirdly in tarry moongatephoto © 2007 Karl-Ludwig Poggemann | more info (via: Wylio)
Otra vez me está pasando esto de viajar en el tiempo.

Ayer fuí a que me revisaran los pulmones porque se ve que, al menos ellos, siguen en línea recta hacia la tumba .Como debiera hacer el cuerpo entero, por cierto.

Y la vi. Ahí en el pasillo del sanatorio.

Cecilia caminaba con su papeleta hacia el mostrador de la guardia clínica. A sus sesenta años me hubiese resultado sencillo adelantarme y conseguir que me atendiesen primero.

Se la veía empequeñecida y, reconozcamoslo, ya en sus años de esplendor, la blonda no era precisamente candidata al seleccionado alemán de básquetbol.

Estaba, sin dudas, preocupada, algo desencajada, seguramente, por el malestar que la había llevado a la consulta. Estaba sola. Ningún marido, ningún hijo le daba indicaciones acerca de si esperar su turno de pie o sentada era lo mejor.

Debo decir que su expresión no mejoró cuando salió del consultorio. Llevaba una orden para un estudio en la mano y se alejó a paso lento pero firme para desaparecer.

Pobre Cecilia -pensé.

Y luego recordé que ese encuentro era imposible. Que me faltaban más de dos décadas para llegar a esa edad. Que Cecilia había estado en la escuela cuando yo era niño y que el tiempo no podía haber hecho distingo entre nosotros.

También recordé que esto ya me había pasado. Las pastillas lo habían provocado.

Pero esta vez no había tomado nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: