El herido narcisismo de la derecha

12 julio, 2011

 

 

 

Hoy, uno de los peores pero más populares cantantes de la Argentina se dio un gusto en vida: decirle a miles de personas que los considera unos idiotas.

En un gesto que me recuerda -perdóname Dios- al Roger Waters que en en 1977, durante la gira de presentación de Animals, terminó escupiendo a un fanático. Gesto más irracional pero, tal vez, sincero.

El escualido cantante de costosos implantes dentales se despacha en una objeción acerca de las capacidades pensantes y morales de la mitad de la población adulta de Buenos Aires y logra, para mi devaluado asombro -recordemos que los veinte puntos de diferencia me tomaron por sorpresa- le salga al cruce en furibunda respuesta tuitera.

Lo peculiar es que, probablemente, al darle entidad como crítico cultural a un comprador de snobismos como pavas de autor para tomar mate con yerba de exportación, no hacen otra cosa que darle la razón.

Por lo pronto, es gracioso que aquel que me vendió la felicidad con girasoles de colores desde la Rolling Stone hoy se sienta partícipe a mi lado de un proyecto nacional y popular. No me lo creo.

Él debe haber revisado el tarifario para publicar en Página 12 y yo, cuando voté, debo haber pensado en lo mejor para mí. Igual que los que votaron al que se tragó el bigote.

 

Más mariposas techicolores en: Página/12 :: Contratapa :: La mitad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: