Sospechas

25 septiembre, 2014

Ahora que me terminé el tostado y no me queda más remedio que esperar que la hora de ir a buscar a mi hija a la salida de su curso, las voces de los que están acompañados en las otras mesas me invaden.
En especial el par de minitas de la mesa de al lado.
Quisiera no escucharlas pero resulta más o menos inevitable.
Discuten temas que francamente me hacen preguntarme si hay alguna capacidad especial inadvertida.
-¡hola INADI!.
Probablemente no. Tanta nada solo puede ser parte de un plan.  Un plan para engañar al otro género haciéndonos creer que somos más lúcidos o menos  esclavos de las hormonas.
Una conspiración para dominar el mundo tejida entre mensajes cifrados en  Cosmopolitan y Para tí…
Huyo a buscar la la niña antes de que la capte la logia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: