Madres

28 mayo, 2010

Era Buenos Aires 2010. No se confundan con Los Ángeles 2019. No.

Esta versión a la Blade Runner de las Madres de Plaza de Mayo casi me despista.

Con esos pañuelos hinchados de luz sobre sus cabezas, como los recuerdos de aquellos a los que ya no volverán a ver. Y portando su propia lluvia. Una que no parecería que puediese ser el preludio de un día soleado.

La performance planeada como parte de los festejos del Bicentenario de la Revolución de Mayo, sorprendió más por la elección estética que por la elección del relato de nuestra historia que, por cierto, no podía obviar la génesis de este grupo durante la dictadura.

En ese sentido, la interpretación de las Madres a cargo de este grupo de actrices, me había parecido bastante sostenida por lo escenográfico, el artificio de las luces y la lluvia hasta que me topé con esta foto.

Nótese la expresión de la actriz en el extremo izquierdo:  La congoja en su rostro es evidente.

Me pregunto si habrá sido parte de la interpretación. Quizás si. Tal vez, no.

Tal vez, por ese instante, al menos esa mujer, se hizo carne de un viejo dolor de muchos.

Si alguien sabe, me cuenta.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: