Celebración inesperada

7 marzo, 2011

Me ha tomado lustros aceptar una celebración tan popular como la navidad.
Reconozco que todavía siento algo de incomodidad con las celebraciones de año nuevo. Supongo que debe tener algo que ver con cierta alegría obligada.
En ese sentido, este retorno del carnaval convertido en una fiesta de carácter casi obligatorio, me ha tomado por sorpresa y casi a traición. Así que si se me vienen encima con sus forzadas comparsas, con sus penosas murgas, ya saben. No crean que van a salir indemnes.

A %d blogueros les gusta esto: