El extravío del estado

26 enero, 2011

A boy runs from a column of riot policeman during anti-government protests in downtown Cairo January 25, 2011. Egyptian police fired tear gas at protesters gathered in the city center, and earlier used a water cannon in the same location. (REUTERS/Amr Abdallah Dalsh) #

A veces, la distancia pone en perspectiva el orden del mundo en el que vivimos. Así, puedo ver como un estado, tan ajeno como el egipcio, tan cercano como todos los de la modernidad, no se las arregla para que este niño esté jugando o en la escuela. No se las arregla para que no sea mano de obra obligada del trabajo infantil, tan en boga en este mundo, en la misma industria que produce bienes, incluso, para niños, azarosamente afortunados.

Ese mismo estado, con su poder de policía, asegura la perpetuación de ese triste orden de las cosas, por intermedio de del temor. Ese temor, esa urgencia, por huir que esos ojos oscuros, dicen, en una constelación de idiomas.

Anuncios

Progreso

27 junio, 2010

Levanté la vista de la blackberry y ví como una mujer ayudaba a su pequeña hija a a inclinarse en la vereda de la Avenida Saenz, para que pudiese orinar.

Me pregunté cómo era posible que a esta altura del partido esa niña tuviese que sacrificar ese momento de intimidad y exponerlo a los ojos de todos los desconocidos transeuntes en ese pequeño acto de disolución de su mundo privado. Un mundo que aún, seguramente no se ha constituido.

Pienso que, algunos dicen que la privacidad se acabó porque alienados como yo te podemos decir en tiempo real en dónde comemos tostado de jamón y queso. Pero luego me doy cuenta de que la intimidad es un lujo que no todos tenemos.

Creo que era Einstein el que decía que mientras un niño la pase mal en este mundo no tendremos idea acerca de que se trata el progreso. Creo que tenía razón.

A %d blogueros les gusta esto: