Sin respuestas

13 marzo, 2011

A man prays in front of a house devastated by tsunami in Minami Soma, Fukushima, northern Japan after Japan's biggest recorded earthquake slammed into its eastern coast March 11. #

El agua potable escasea. La electricidad desaparece. Las redes de telecomunicaciones fallan. Un hombre ensaya un último recurso. ¿Habrá alguien en esa oficina?

Zapatos

15 julio, 2010


Zapatos

Originally uploaded by marcosvicente2008

A ella nunca le han gustado las ferias en las que cada vez, con mas frecuencia, se ve a la gente vender sus pertenencias.
Por alguna razón a mí siempre me han provocado cierta fascinación infantil ese tipo de lugares. Como si acaso fuese a encontrar algún tesoro a cambio de una modesta suma.
En general me he sentido atraído por objetos queribles como los libros o los discos. Pero no por objetos de uso personal como ropas o calzado.
Son estos objetos los que ella mira con tristeza: Anteojos que ya no ven, bufandas que ya no abrigan, zapatos que no andan…

Durante el holocausto, las víctimas del horror eran despojadas, como preludio de la muerte, de su dignidad. Sus ropas y sus zapatos eran apilados como monumento a privación, como un ensayo de lo que los cuerpos representarían al final del camino.

Durante una oscura -en muchos sentidos- madrugada, me topé con esta instalación azarosa al salir a la calle.
Ahora, todos los días, temo cuando abro la puerta.

Progreso

27 junio, 2010

Levanté la vista de la blackberry y ví como una mujer ayudaba a su pequeña hija a a inclinarse en la vereda de la Avenida Saenz, para que pudiese orinar.

Me pregunté cómo era posible que a esta altura del partido esa niña tuviese que sacrificar ese momento de intimidad y exponerlo a los ojos de todos los desconocidos transeuntes en ese pequeño acto de disolución de su mundo privado. Un mundo que aún, seguramente no se ha constituido.

Pienso que, algunos dicen que la privacidad se acabó porque alienados como yo te podemos decir en tiempo real en dónde comemos tostado de jamón y queso. Pero luego me doy cuenta de que la intimidad es un lujo que no todos tenemos.

Creo que era Einstein el que decía que mientras un niño la pase mal en este mundo no tendremos idea acerca de que se trata el progreso. Creo que tenía razón.

No hay derecho

3 abril, 2010

En medio de la noche insomne, desnudo de tus palabras, enciendo la radio en busca de un eléctrico consuelo y, del parlante, sin piedad, una sucesión de acordes conocidos me agrandan este hueco en el pecho, que tiene tu forma.

Desde hace unos días intento dormir, como dije, sin asistencia de ningún fármaco. He tenido resultados dispares pero, hasta ahora, lo que me había mantenido despierto, en esas horas que la convención supone para el sueño, eran mis pensamientos, mis cavilaciones alrederdor de la angustia.

Anoche, luego de dormir unas tres horas -supongo- mi aparato digestivo decidió relevar a mi cabeza y me desperté con una urgencia por vomitar que no recuerdo haber experimentado antes.

Supongo que llega un momento en  que el cuerpo en el que uno vive ya no te aguanta.

El mío estuvo haciéndome reproches hasta ahora. Casi no pude pensar en otra cosa que no sean mis tripas.

Al menos fue novedoso ¿no?

Tristeza

17 marzo, 2010

Empiezo este nuevo tramo de mis palabras desde una sensación de las más difíciles de transmitir.
Tras la furia, la bronca, el enojo. Tras el descontrol, tras el más intenso dolor -que aún no cesa- comienza la tristeza.
La desazón, la desilusión que produce sentir, saber, que no será ella. No más.

A %d blogueros les gusta esto: